Inmigrante es condenado a 45 meses de cárcel por morder a un agente del ICE

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Los Ángeles, 15 abr (EFE News).- Un inmigrante indocumentado fue condenado a 45 meses de cárcel por atacar a un oficial del Servicio de Control de Inmigración y Aduanas (ICE) mordiéndole un dedo cuando intentaba detenerlo en su residencia en El Bronx, Nueva York, en 2019, informaron este jueves las autoridades.

El dominicano Christopher Santos-Félix, de 29 años, fue sentenciado en un tribunal federal de Nueva York a pagar 45 meses en un centro penitenciario federal, y tres años de libertad supervisada.

El incidente ocurrió la mañana del 3 de marzo de 2019. Según la acusación, Santos-Félix inicialmente cooperó cuando los oficiales de deportación intentaron detenerlo.

Sin embargo, después de que los oficiales le quitaron las esposas para permitirle ponerse una prenda de vestir, el dominicano empujó a un oficial y corrió hacia un dormitorio. Los agentes del ICE lo siguieron hasta la habitación, donde se volvió más agresivo y combativo.

Durante la conmoción, Santos-Félix mordió la punta del dedo anular en una mano de uno de los oficiales que intentaban inmovilizarlo, detalló el comunicado del ICE.

El agente tuvo que ser tratado en un hospital y estuvo incapacitado por varias semanas.

Santos-Félix ingresó a Estados Unidos legalmente con una visa de turista en junio de 2015, pero no salió dentro del tiempo permitido.

El inmigrante fue condenado en 2016 en Nueva York por conducir en estado de ebriedad. Dos años después, en 2018, fue arrestado y acusado por asalto en tercer grado.

Desde 2018 el ICE presentó una petición al Departamento de Policía de Nueva York (NYPD) para retener al inmigrante, pero la petición fue desestimada y Santos-Félix salió libre en 2019, cuando fue arrestado por las autoridades federales.

Tras completar su sentencia en la cárcel, el ICE tomará nuevamente custodia del inmigrante para iniciar su deportación.

Darius L. Reeves, director interino de la Oficina de Detención y Deportación (ERO) del ICE en Nueva York subrayó en el comunicado que la sentencia del Santos-Félix “también sirve como un recordatorio de que los oficiales de deportación son oficiales de la ley federal, y un asalto a un oficial de deportación es un crimen muy serio que puede resultar en fuertes sentencias de prisión”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp