Exigen cargos criminales contra el policía que mató a menor latino desarmado

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Chicago (IL), 16 abr (EFE News).- La reacción de la población de Chicago a la publicación este jueves de imágenes del menor Adam Toledo abatido por un disparo en el pecho en el barrio mexicano La Villita se mantiene controlada, aunque ya han surgido reclamos de que el agente que lo mató debe ser acusado de homicidio en primer grado.

En el centro de la ciudad muchos negocios tapiaron sus escaparates en preparación de posibles disturbios y saqueos, y la Policía reforzó la vigilancia, pero la pasada madrugada finalizó sin ningún conflicto mayor.

En el parque Milenio, ubicado sobre la avenida Michigan, donde se concentran algunas de las tiendas más caras de la ciudad, se reunieron un pequeño grupo de manifestantes convocados por el rabino Michael Ben Yosef, quien encabezó varias marchas pacíficas en Chicago después de la muerte del afroamericano George Floyd en Minneapolis el año pasado.

En el lugar donde murió Toledo, de 13 años, se registraron en las últimas horas pacíficas muestras de dolor por lo sucedido y algunas personas depositaron velas y flores en recuerdo del menor latino.

PIDEN RESPONSABILIDADES

Una treintena de personas también protestaron frente a una estación policial en el vecindario afroamericano de Bronzenville, donde cantaron y abuchearon ruidosamente a los agentes presentes y exigieron la renuncia de la alcaldesa de Chicago, Lori Lightfoot.

La activista Ja’Mal Green, involucrada en la campaña del movimiento Black Lives Matter contra la violencia policial en la ciudad anunció a los presentes que las protestas llegarán al domicilio de Lightfoot en los próximos días, en el barrio Logan Square.

Óscar Chacón, director ejecutivo del grupo Alianza Américas, pidió este viernes a la Alcaldía y a la Policía que tome medidas para el agente se haga responsable de sus actos y que los uniformados que hacen un “uso excesivo de la fuerza que resulta en asesinato” deben ser “despedidos, arrestados y procesados de inmediato”

En el mismo sentido se manifestó Matt Nelson, director ejecutivo de Presente.org, que consideró que el sistema policial es “racista, violento e injusto” y debe estar sujeto a un “mayor control”.

Chicago, al igual que otras ciudades, ha sido escenario de intensas protestas por la desigualdad racial y las muertes de afroamericanos en manos de la policía que han provocado la ira en todo el país.

Las protestas en esta ciudad en ocasiones han dado pie a la destrucción de propiedades y saqueos, y para esta ocasión las autoridades policiales se habían declarado en estado de alerta.

EL DRAMÁTICO VIDEO

Yosef instó a la procuradora de justicia del condado de Cook, Kim Foxx, a que presente cargos criminales contra el oficial Eric Stillman, autor del disparo, y dijo a medios locales que apoyará un esfuerzo para destituir a la alcaldesa Lightfoot por su supuesto fracaso en la protección de las minorías.

En las imágenes grabadas por la cámara corporal del agente se ve la persecución a pie del menor por un callejón de La Villita a las 2:30 de la madrugada del pasado 29 de marzo.

El oficial grita “Policía, deténgase”, y luego le ordena al chico que muestre sus manos, algo que el latino hace inmediatamente revelando que no blandía ningún arma.

En menos de 0,85 segundos desde ese momento, el oficial le dispara al adolescente, cuyas manos están levantadas casi hasta los hombros. El latino se desploma al suelo, mientras otro oficial llama inmediatamente a una ambulancia.

Si bien el video muestra lo que parece una pistola en la mano de Toledo poco antes del tiroteo, y la policía encontró después una pistola en las inmediaciones, las imágenes también muestran que sus manos estaban vacías y levantadas cuando Stillman disparó.

La policía “trató a un niño con las manos en alto peor de lo que trataría a un perro”, dijo Yosef. “Es frustrante, pero no vamos a parar hasta que algo cambie en nuestra sociedad”.

CARGOS CONTRA EL POLICÍA

En conferencia de prensa antes de que se publicasen los videos, la alcaldesa dijo este jueves que no hay “evidencia alguna” de que el menor disparara un arma a la policía antes de que un agente le matase de un tiro en el pecho, aunque rechazó decir si el adolescente portaba un arma durante la persecución.

La fiscalía del condado de Cook, donde se asienta Chicago, no ha mencionado si presentará algún cargo contra el policía que hizo el disparo.

El video se hizo público días después de que una agente de policía matase de un disparo al joven afroamericano Daunte Wright, de 20 años, en Brooklyn Center (Minesota), al confundir supuestamente su pistola reglamentaria con la eléctrica.

La agente, identificada como Kimberly Potter, fue detenida este miércoles e imputada por un delito de homicidio involuntario.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp