Ocho años de cárcel a extrabajador social hispano por pornografía infantil

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp
Carlos Castillo, de 62 años, fue sentenciado a pasar 96 meses en la cárcel tras declararse culpable de un solo cargo de distribución de pornografía infantil.

Los Ángeles, 19 abr (EFE News).- Un hispano que se desempeñó como trabajador social en California fue condenado este lunes a ocho años en una prisión federal por distribuir vídeos que contenían imágenes sexualmente explícitas de infantes, incluidos bebés y niños pequeños.

Carlos Castillo, de 62 años, fue sentenciado a pasar 96 meses en la cárcel tras declararse culpable de un solo cargo de distribución de pornografía infantil.

El hispano trabajó en la Agencia de Servicios Sociales del Condado de Orange, al sureste de Los Angeles, desde mayo de 2002 hasta enero de 2020.

A partir de agosto de 2007, las responsabilidades de Castillo incluían evaluar la idoneidad de los solicitantes para brindar cuidado a los niños que están bajo custodia del estado, y evaluar el ambiente de los hogares a los que los niños serían enviados.

En un comunicado el Departamento de Justicia (DOJ) de Estados Unidos detalló que en noviembre de 2019, Castillo distribuyó a sabiendas tres archivos de vídeo que contenían pornografía infantil a un oficial de policía encubierto.

Utilizando el nombre pantalla “Ratster12” como miembro de un grupo de pornografía infantil que usaba la aplicación LiveMe, Castillo publicó un enlace a otra página web que contenía tres vídeos que mostraban bebés y niños pequeños que eran agredidos sexualmente por adultos y otros niños.

En el acuerdo de culpabilidad, el latino admitió que en enero de 2020 poseía una computadora Dell, dos unidades flash y un iPhone de Apple que contenía al menos 1.027 vídeos y 914 imágenes de pornografía infantil, detalló el DOJ.

Además, admitió que poseía vídeos de menores desnudándose que había grabado de la plataforma LiveMe, entre otras imágenes.

“Las víctimas (y sus familias) deben convivir con la realidad de que las imágenes y los vídeos de su victimización infantil vivirán en internet para siempre ”, escribieron los fiscales en su memorando de sentencia.

Castillo también fue condenado a pagar 40.000 dólares en restitución a sus víctimas.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp