Más remesas por el Día de la Madre gracias a los cheques de ayuda de EE.UU.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Chicago (IL), 7 abr (EFE News).- El Día de la Madre es la fecha en la que los inmigrantes tradicionalmente envían más dinero desde Estados Unidos a sus países de origen, y en 2021 se espera que sea todavía mayor gracias a los cheques de ayuda del Gobierno federal, según estimaciones de un experto.

Gracias al segundo domingo de mayo de cada año se registran entre 1 y 1,2 millones de transferencias más que en cualquier otro mes del año, según datos del banco BBVA citados por Jorge Godínez, director de WorldRemit Latinomérica, una empresa de remesas digitales presente en 150 países.

Muchos inmigrantes, que figuran entre los más golpeados por la pérdida de salarios y empleos provocada por el coronavirus, no dudarán en usar el dinero de los cheques de estímulo que repartió el Gobierno de EE.UU., para cumplir con sus madres, abuelas, tías, hermanas y hasta suegras en este día.

“Las remesas mantienen su impulso, entre otros factores, por el segundo paquete de estímulos fiscales que otorgó el gobierno estadounidense a millones de hogares para enfrentar los efectos negativos de la covid-19”, declaró a Efe Godínez.

Explicó que a pesar de que el 2020 fue un año atípico, con predicciones negativas para el sector de las remesas (el Banco Mundial estimó una caída del 20 %), éstas no sólo no cayeron, sino que el dinero que se recibió en América Latina y el Caribe creció más del 8 %, superando los 100.000 millones de dólares.

En lo que llevamos del 2021 también se han registrado cifras récord de remesas en países como México, Guatemala y Colombia por lo que se prevé que esta tendencia continúe, dijo Godínez.

De hecho, México, que es el principal receptor de remesas de América Latina desde Estados Unidos, recibió en marzo -según los datos más recientes del Banco de México-, 4.151 millones de dólares, un 30,8 % más que en febrero, una cifra récord en los últimos 15 años.

Fue precisamente en marzo cuando los contribuyentes estadounidenses comenzaron a recibir los pagos directos de hasta 1.400 dólares que forman parte del plan de rescate de 1,9 billones de dólares que confeccionó el presidente, Joe Biden, para reanimar la economía y paliar los efectos de la pandemia.

Sobre los envíos, Godínez informó que el confinamiento y las restricciones de movimiento obligados por la cuarentena aceleraron el uso de transacciones 100 % digitales con dinero móvil, transferencias bancarias y otras opciones de pago no en efectivo.

Antes, tanto el envío como la recepción del dinero se hacía en persona y en efectivo, ya sea en locales bancarios o comerciales.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp