Ley permite a indocumentados de Colorado ser maestro, enfermero o arquitecto

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Denver (CO), 11 may (EFE News).- Una nueva ley de Colorado elimina el requisito de demostrar “presencia legal” en Estados Unidos para obtener licencias o credenciales para ciertas profesiones, incluyendo maestros, enfermeros o arquitectos, entre otras muchas.

La ley SB21-077, aprobada este lunes a última hora e impulsada por las demócratas Julie Gonzales y Adrienne Benavidez, establece que el Departamento de Educación de Colorado (CDE) y el Departamento de Agencias Regulatorias de Colorado (DORA) ya no deben verificar la presencia legal de la persona que solicite obtener o renovar una licencia con ellos.

Durante el debate previo a la aprobación final de la nueva ley, Gonzales comentó que desde hace mucho tiempo que inmigrantes que quieren obtener licencias profesionales para ser electricistas, enfermeros o maestros descubrían que no podían hacerlo por su situación inmigratoria irregular.

Según Gonzales, la aprobación de la SB21-077 no solamente les permite a esos indocumentados obtener las licencias que antes buscaban, sino que la nueva medida también ayuda a resolver la falta de suficientes docentes en las escuelas locales y la falta de personal calificado en construcción, hogares de ancianos y otras áreas.

Además, dijo Gonzales, Colorado se suma a otros estados como Indiana, Nebraska, Nevada y Nueva Jersey que ya aprobaron leyes similares.

La ley requiere que el indocumentado interesado en obtener una licencia o certificación en este estado cumpla con ciertos requisitos, como haber pagado impuestos en Colorado, demostrar que reside en este estado y contar con documentos originales que comprueben su identidad.

En el caso de los indocumentados que soliciten la licencia de maestros, la Junta Estatal de Educación tendrá la decisión final sobre cada solicitud.

Y en cuanto a las profesiones reguladas por DORA (contadores, arquitectos, electricistas, directores de funerarias, notarios públicos e ingenieros, entre numerosos otros), cada agencia específica responderá al solicitante.

En todos los casos, los interesados deben demostrar que cuentan con los estudios o experiencia necesarios para desempeñar la profesión o el oficio para que el buscan la licencia.

Y una vez que el inmigrante sin presencia legal obtiene su licencia, dice la ley, también tendrá derecho a los “beneficios o servicios” pertinentes como, por ejemplo, recibir descuentos o subsidios, o acceder a clases o estudios, siempre y cuando sean locales o estatales.

“Hemos abierto la puerta para que inmigrantes indocumentados entren en la fuerza laboral profesional”, aseveró Gonzales tras la aprobación de su proyecto.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp