Cobra fuerza campaña por legalización de 11 millones de indocumentados

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Washington, 18 may (EFE News).- Políticos, activistas y dirigentes religiosos y gremiales se sumaron este martes a una campaña de “cabildeo virtual” para que el Congreso abra este año una senda a la ciudadanía para unos 11 millones de inmigrantes indocumentados.

La presidenta de la Cámara de Representantes, Nancy Pelosi, dijo en una conferencia virtual que “los demócratas están comprometidos con el establecimiento de una ley que lleve a la legalización y la ciudadanía” de los inmigrantes.

Pelosi, demócrata de California, instó a los legisladores republicanos a que “se unan a este esfuerzo para enviar al presidente Joe Biden una legislación bipartidista que hará de este un país más fuerte para todos”.

La campaña, denominada “We Are Home” (Estamos en casa), la encabezan la Alianza Nacional de Trabajadoras Domésticas (NDWA), el Gremio Internacional de Empleados de Servicios (SEIU), el Sindicato Unido de Trabajadores Agrícolas (WFW), y United We Dream, el mayor grupo de “soñadores”, beneficiarios del programa Acción Diferida para los Llegados en la Infancia (DACA).

Según los organizadores, se han movilizado al menos 75 grupos en todo el país y se han concertado más de 60 reuniones con miembros republicanos y demócratas del Congreso en procura de una solución para los indocumentados, beneficiarios de DACA, Estatus de Protección Temporal (TPS) y Partida Obligatoria Diferida (DED), y los trabajadores rurales y esenciales.

Una vía legal que resuelva el estatus inmigratorio de los indocumentados “es una prioridad para este país. Estos inmigrantes continuaron trabajando mientras el resto del país se quedó en casa” durante la pandemia de covid-19, afirmó Teresa Romero, presidenta de UFW.

Bridgette Gómez, directora de la campaña We Are Home, señaló que “cientos de inmigrantes, sus familias, amigos y aliados en todo el país se unen en esta tradición auténticamente estadounidense: la oportunidad de dialogar directamente con sus representantes en el Congreso”.

“Los votantes quieren una reforma porque reconocen que los trabajadores inmigrantes son esenciales para nuestra recuperación tras la pandemia. Y el presidente Biden está comprometido en abrir una senda hacia la ciudadanía”, sostuvo.

“La fuerza y la amplitud de nuestro movimiento son innegables y hoy cientos de inmigrantes recordarán a los demócratas, que deben usar su mayoría para ganar la reforma de inmigración”, continuó Gómez.

“El mensaje a los republicanos es que damos una bienvenida genuina al bipartidismo, pero no toleraremos los esfuerzos por frenar o descarrillar la reforma. Este es el momento”, agregó.

El presidente Biden ha expresado su apoyo a una reforma legal que ofrezca la regularización del estatus inmigratorio de más de 11 millones de extranjeros indocumentados en cinco años, y la opción de adquirir la ciudadanía estadounidense tres años más tarde.

En febrero pasado, el senador Bob Menéndez, demócrata de Nueva Jersey, y la representante Linda Sánchez, demócrata de California, presentaron en ambas cámaras del Congreso un proyecto de ley que, además de abrir la senda para la regularización de los indocumentados, provee trámites para la legalización permanente de los beneficiarios de DACA, TPS y DED.

El representante Raúl Ruiz, demócrata de California y presidente del Caucus Hispano en el Congreso, dijo que “hay ímpetu y se ha llamado la atención para llegar a todos los que apoyan este esfuerzo, y continuamos negociando para mover estas iniciativas en los comités”.

Ruiz recordó que hay un grupo bipartidista en el Senado que elabora opciones para los trabajadores rurales, y “continuamos desarrollando una estrategia para regularizar la situación de los trabajadores esenciales”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp