Los disparos ni gritos en Pulse se olvidan tras 5 años de tiroteo de Orlando

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Miami, 12 jun (EFE News).- El sobreviviente del tiroteo de Pulse Ricardo Negrón dice que estará alejado de las actividades que realiza hoy la comunidad de Orlando (Florida, EEUU) para recordar a los 49 asistentes al bar gay Pulse que fueron acribillados hace cinco años, porque “la carga emocional es mucha”.

El puertorriqueño de 32 años comenta a Efe que “tuvo la fortuna” de poder escapar del ataque armado perpetrado el 12 de junio de 2016 por el estadounidense de origen afgano Omar Mateen, que irrumpió en el bar disparando con un fusil de asalto y una pistola automática en medio de una fiesta latina.

El sobreviviente, uno de los fundadores de una organización que ayuda a educar a los puertorriqueños de la comunidad LGBT en Orlando, explica que la cercanía del 12 de junio es muy difícil para los supervivientes y familiares de las víctimas, muchas de ellas puertorriqueñas.

Rechaza que se utilice la palabra “aniversario” enfrente de las personas “impactadas” como él, y elude decir “tiroteo”.

“Lo más que recuerdo es el sonido de los disparos, el sonido de las personas gritando y asustadas. Eso es lo que nunca se olvida”, dice.

Mateen, quien fue dado de baja por las autoridades esa misma noche, mantuvo durante unas tres horas a una treintena de rehenes mientras negociaba por teléfono con la Policía, a la que dijo que actuaba en nombre del grupo terrorista Estado Islámico.

PULSE SERÁ MONUMENTO NACIONAL

El presidente de EEUU, Joe Biden, recordó hoy la tragedia al señalar que un lugar de aceptación y alegría se convirtió ese día en uno de dolor y pérdida en pleno del mes del orgullo LGBT.

Biden además anunció que en los “próximos días” firmará una ley aprobada por ambas cámaras en el Congreso para convertir el bar Pulse en un “monumento nacional”.

Señaló en un comunicado que de esa forma consagrará “en la ley lo que ha sido cierto desde ese terrible día hace cinco años: el club nocturno Pulse es un terreno sagrado”.

Sobre el monumento, Negrón señala que es de suma importancia no sólo para educar a futuras generaciones sobre lo que pasó en Orlando, sino también para impulsar “el respecto y la tolerancia a la comunidad LGBT”.

Ese propósito ha centrado las actividades durante la última semana en Orlando, que han incluido caminatas, foros, presentaciones artísticas e incluso un evento en el que ocho hombres heterosexuales se vistieron de “drag queen” para salir de su zona de comodidad y acercarse más al colectivo LGBT.

Por quinta vez se leerán este sábado los nombres de la 49 víctimas y habrá también 49 segundos de silencio en su honor, como también 49 campanazos en varias iglesias del país.

Como el año pasado, este sábado el gobernador Ron DeSantis ordenó reconocer el 12 de junio como día para recordar a los sacrificados en Pulse, guardar un minuto de silencio e izar la bandera a media asta en su honor.

“Florida honra el recuerdo de aquellos que fueron asesinados en uno de los días más oscuros de la historia de Florida”, señala hoy en su cuenta de Twitter.

VÍCTIMAS SIN AYUDA MENTAL

Sin embargo, la comunidad LGBTQ+ está inconforme con la reducción de recursos para los programas de ayuda a los sobrevivientes de Pulse, ordenados por DeSantis justo cuando se celebra el mes del orgullo de esta comunidad.

Negrón dijo que es “súperdecepcionante e insultante” que una semana antes de que se cumplan cinco años de la tragedia el gobernador decida eliminar “fondos que iban a ayudar directamente a las personas que fueron impactadas por esto”.

“Es una persona extremadamente cruel al atacar a la comunidad que de por sí está tratando de sanar, para la que estos días son sumamente difíciles, cada vez que se avecina un 12 de junio”, subraya.

DeSantis eliminó del presupuesto unos 900.000 dólares para servir a la comunidad LGBTQ+, entre ellos fondos para la ayuda mental a los sobrevivientes del tiroteo, que dejó también 53 heridos.

“La comunidad debe utilizar lo que pasó recientemente con el gobernador para entender por qué se celebra un mes del orgullo LGTB y por qué es que seguimos en lucha para obtener los recursos y la igualdad que la comunidad merece”, asevera Negrón.

A diferencia del año pasado, cuando fueron virtuales los eventos, esta noche un grupo, aunque reducido, de sobrevivientes y familiares se reunirán en Pulse.

De igual forma, permanece abierta hasta mañana domingo la exhibición “Community: Five Years After the Pulse Tragedy”, que muestra una serie de artefactos que permiten narrar la historia de la discoteca Pulse y su tragedia.

“Aunque los 49 ángeles que perdimos esa noche se extrañan todos los días, debemos continuar trabajando para honrar sus espíritus y mantener su legado vivo”, declaró hoy el congresista Darren Soto.

El demócrata, de origen puertorriqueño y que representa el distrito donde ocurrió el tiroteo, aseguró hoy que cinco años después el dolor sigue igual de “presente”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp