Arrestan a migrante por abandonar a su bebé en baño de parque en Los Ángeles

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Los Ángeles, 26 jun (EFE News).-Una inmigrantes indocumentada fue arrestada en Los Ángeles por abandono infantil después de que admitió ante las autoridades que es la madre de un bebé encontrado en un bote de basura de un parque del condado a principios de este mes.

El Departamento del Alguacil de Los Ángeles (LASD) dijo en un comunicado este viernes que la joven de 22 años contó a las autoridades que “abandonó al niño por miedo”, ya que había llegado de forma indocumentado a Estados Unidos desde Guatemala hacía dos meses.

El bebé recién nacido fue hallado en un bote de basura de un baño de mujeres en un parque en la ciudad de Lynwood, en el condado de Los Ángeles, el pasado 11 de junio.

Los detectives de LASD habían pedido ayuda al público para identificar al bebé y a dos mujeres que habían sido captadas por una cámara en el parque con un cochecito.

Un video de una cámara de vigilancia de un negocio cercano al parque registró a las dos mujeres con el coche dos días antes. Tras una investigación se determinó que las mujeres vivían en un pequeño complejo de apartamentos cercano donde fueron localizadas.

Una de las mujeres admitió que dio a luz al niño abandonado el 9 de junio pasado y lo abandonó dos días después.

La inmigrante dijo que nadie sabía de su embarazo ya que solo había estado en los Estados Unidos durante 2 meses.

La sospechosa agregó que el bebé abandonado fue el producto de una violación ocurrida en Guatemala, detalla el comunicado de LASD.

La otra mujer que acompañó a la inmigrante a abandonar el niño aseguró que no tenía conocimiento del embarazo de la joven de 22 años.

La joven madre fue arrestada y enfrenta cargos de crueldad hacia un niño que probablemente producirían lesiones corporales graves o la muerte. La otra mujer no fue arrestada.

LASD dijo que por la seguridad y protección de la sospechosa, no se revelará la identidad, ni las fotos de la detenida en este momento.

El bebé fue puesto bajo la custodia del Departamento de Servicios para Niños y Familias del condado de Los Ángeles, y su proceso de adopción está “bien encaminado”, dijo el teniente de LASD, John Adams, en una conferencia de prensa la semana pasada.

Desde que se encontró el bebé numerosas personas han expresado interés en adoptarlo, incluidos los paramédicos que respondieron, los detectives de la Unidad de Víctimas Especiales y las enfermeras que lo trataron en el hospital, explicó Adams.

LASD recordó a los padres que se encuentran en situaciones difíciles y no pueden cuidar a su recién nacido pueden entregar legalmente al bebé, sin responder preguntas, en cualquier hospital o estación de bomberos del condado de Los Ángeles.

Más de 180 recién nacidos han sido entregados de manera segura en el condado de Los Ángeles desde que comenzó el programa en 2001.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp