Autoridades buscan a soldado latino desaparecido de Fort Hood en Texas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Los Ángeles, 27 jun (EFE News).-La Dirección de Servicios de Emergencia de la base militar Fort Hood, en Texas, está solicitando este domingo la ayuda del público para encontrar a un soldado latino desaparecido desde hace cinco días.

El especialista Abram Salas II no se presentó a trabajar el pasado miércoles 23 de junio, dijeron las autoridades militares en una publicación en sus redes sociales este fin de semana en la que compartieron fotos del hispano.

Ni las autoridades ni la familia del soldado han sabido de su paradero desde el pasado miércoles por lo que están pidiendo ayuda del público para localizarlo.

Salas, oriundo de El Paso, Texas, supuestamente dejó las instalaciones de Fort Hood sin dar explicación a sus superiores.

El Ejército dijo que el hispano podría estar conduciendo un Dodge Dart blanco de cuatro puertas con matrícula de Texas NFP-2796.

El solado hispano fue descrito como de 5 pies y 6 pulgadas de estatura, cabello negro y ojos marrones.

“La investigación inicial ha determinado que Salas se fue por razones desconocidas por su propia voluntad y existe información confiable y creíble de que puede estar en el área de San Antonio”, detallaron las autoridades militares en su mensaje.

Añadieron que los oficiales del Ejército están en contacto constante con la unidad de Salas y su familia para garantizar su salud y seguridad.

Fort Hood es la mayor base militar de EE.UU. en el mundo al albergar más de 45.000 soldados en un predio de 87.000 hectáreas al sur de Austin, Texas.

La base ocupó titulares el año pasado tras la desaparición de la especialista Vanessa Guillén,

La soldado latina, de 20 años de edad, fue vista con vida por última vez el 22 de abril y los restos de su cuerpo mutilado fueron hallados cerca del Río León el 30 de junio, semanas después de que su familia denunció la desaparición de la joven, que les había comentado que era víctima de acoso sexual en la base.

La muerte de Guillén y lo que su familia ha denunciado como negligencia en la investigación castrense llamaron la atención pública acerca de la persistencia del acoso sexual en el seno de las Fuerzas Armadas y en los medios sociales se publicaron numerosas denuncias de ese abuso

Otro soldado, Aaron Robinson, de 20 años, principal sospechoso en la muerte de Guillén, se suicidó el 1 de julio cuando la policía iba a detenerlo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp