Norwegian: “Nada se interpondrá” para no vacunar a pasajeros y tripulación

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Seattle (WA), 6 ago (EFE News).- La naviera Norwegian señaló este viernes que le complace que una jueza federal de Florida no vea con claridad que haya discriminación en el caso judicial que la enfrenta con el Gobierno estatal sobre la prohibición de los pasaportes de vacunación y dijo que “nada se interpondrá” en su deseo de vacunar a toda la tripulación y los pasajeros.

Frank Del Río, presidente y director ejecutivo de Norwegian Cruise Line Holdings, dio hoy estas declaraciones a Efe en Seattle durante una rueda de prensa dada con motivo del regreso de la navegación de la compañía en Estados Unidos a través del barco Encore, que zarpa este sábado desde esta ciudad del estado de Washington rumbo a Alaska en un itinerario de siete días.

“Me alegra escuchar esta cita de la jueza. No había oído eso. Creo que proporciona información sobre la forma en que los jueces evalúan el caso”, manifestó Del Río.

La jueza federal Kathleen Williams sostuvo este viernes en Miami una audiencia con ambas partes en la que pidió a los abogados del gobernador de Florida, Ron DeSantis, explicar en qué consiste la “discriminación” que alegan, tras señalar que hay varias “opciones” de barcos que no van a pedir prueba de vacunación a los pasajeros que no deseen proporcionarla.

“Creo que ella (la jueza) tiene razón”, manifestó Del Río.

La audiencia de hoy, sobre la cual no hubo un fallo inmediato, analizó un recurso inicial de la empresa de cruceros que pide detener la prohibición de requerir a los pasajeros pruebas de vacunación impuesta por el Gobierno de DeSantis y en vigor desde el pasado 1 de julio.

Esa nueva ley castiga a las empresas, entre ellas a las navieras, si piden pruebas de vacunación contra la covid-19 para prestar sus servicios.

Las violaciones de la ley podrían generar una multa de 5.000 dólares por pasajero, lo que, según Derek Shaffer, abogado de Norwegian, causaría a la compañía un “daño irreparable”.

Los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés) en EE.UU. piden como una de sus alternativas para el regreso de la navegación, vacunar al 95 % de los pasajeros, como también a su tripulación, lo que en Florida tropieza con la ley de DeSantis.

“Creemos que en todo el mundo, la forma más segura de hacer un crucero es que todos estén 100 % vacunados y que todos sean examinados en el muelle antes de subir a bordo”, enfatizó Del Río.

“Nada se interpondrá en el camino de eso”, subrayó.

LA IRONÍA DE LA CAPITAL DE LOS CRUCEROS

Norwegian, que había optado por la alternativa de vacunación de los CDC, demandó al Gobierno de DeSantis el pasado 13 de julio al considerar que la medida los somete a un “dilema imposible” y que esa prohibición daña su capacidad de prevenir el virus abordo.

“Florida fue un caso atípico. Aprobaron una ley que nos impedía hacer eso (vacunar)”, recalcó hoy Del Río.

Explicó que tenían tres opciones: “infringir la ley, lo que nunca haríamos, aceptaríamos la ley y operar cruceros de una manera menos segura o desafiar la ley”.

“Y eso es lo que hicimos el 13 de julio cuando presentamos la demanda”, recalcó durante una rueda de prensa ofrecida en el puerto de Seattle, una día antes de que zarpe el buque Encore y que supone la reanudación de sus operaciones en Estados Unidos, suspendidas desde marzo de 2020.

Del Río manifestó que esperan “un veredicto positivo para nuestra orden judicial preliminar que nos permita navegar desde Florida a partir del 15 de agosto, desde Miami, de la misma manera segura que operamos desde Seattle hoy”.

Se mostró seguro de Scott Gottlieb, antiguo jefe de la gubernamental Administración de Alimentos y Fármacos (FDA, en inglés), quien ha sido el principal asesor de la compañía para la elaboración de “Navegar Seguro” el programa de salud y seguridad con el que reanudan la navegación y que se basa principalmente en la vacunación ciento por ciento.

“Francamente toda la industria quiere hacer esto (vacunación). Y toda la industria en su mayor parte es exigente, excepto en la capital mundial de los cruceros (Miami), lo cual es un poco irónico”, se lamentó Del Río.

La empresa, la tercera más grande del sector, reinició sus operaciones el pasado 25 de julio con el buque Jade, el cual hizo una ruta de siete días por las islas griegas.

Sobre ese reinicio de operaciones, Del Río dijo que sus protocolos “están funcionando” y que cree que hubo un caso de un contagiado con covid-19 que estaba vacunado, al cual se le impidió abordar.

“Es un trabajo en proceso, espero que la sociedad aprendamos a vivir con él”.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp