Con Alaska, Norwegian reinicia cruceros en EEUU mientras pelea con Florida

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Seattle, 7 ago (EFE News).- Norwegian celebra este sábado en Seattle la reapertura de sus viajes desde puertos de EE.UU. con la salida de un crucero a Alaska con toda su tripulación y pasajeros vacunados, mientras la reanudación en Miami, la “capital mundial de los cruceros”, está enzarzada en una pelea por los pasaportes de vacunación en plena explosión de la covid-19 en Florida.

Con el marco del paseo marítimo del centro de Seattle y su pintoresca plaza de mercado Pike Place Market, unos 2.600 pasajeros (solo el 60 % de su capacidad) comenzaron a abordar desde primeras horas del día el Encore con mascarillas, no sin antes pasar la prueba de la covid-19.

En un hotel aledaño los ansiosos viajeros iban esperando los resultados que les daba la luz verde para disfrutar del Encore, un buque prácticamente nuevo, que se inauguró pocos meses antes de que comenzara la pandemia, después de hacer una larga fila.

La naviera ha insistido que la vacunación total es lo “correcto no un simple eslogan” del regreso seguro a la navegación después de una parálisis de 17 meses que les ha dejado pérdidas por más de 6.000 millones de dólares.

La inmunización fue ordenada por los Centros para el Control y la Prevención de Enfermedades (CDC, en inglés), que ha condicionado la reanudación de la navegación a varias fases, que incluyen también pruebas de la covid-19 y viajes simulados con pasajeros voluntarios.

NO ES DISCRIMINACIÓN

Para la tercera mayor compañía de cruceros, que ayer viernes realizó en Seattle un panel sobre SailSAFE, como llama su estrategia anticovid, hay un consenso general sobre la importancia de la vacunación entre los CDC, esta industria y los pasajeros.

Pero Florida, estado donde se realiza cerca del 60 % de los embarques de cruceros en el país, es el caso “atípico”, como lo llamó Frank Del Río, presidente y director ejecutivo de Norwegian Cruise Line Holdings (NCLH, en inglés).

El certificado de vacunación que presentaron los pasajeros para abordar hoy en Seattle es algo que en “el Estado del Sol” es ilegal desde el pasado 1 de julio, cuando entró en vigencia una ley impulsada por su gobernador, el republicano Ron DeSantis.

Los viajeros se mostraron entusiasmados del viaje de siete días por el Pacífico Norte, que incluye el avistamiento de las ballenas, que suelen ser orcas y jorobadas, y una gran final con los glaciares de Endicott Arm y Dawes, en Juneau.

Norwegian, que lleva 21 años con salidas desde Seattle, terminó así con más de 500 días de sequía en este puerto del estado de Washington con un itinerario que incluye Skagway, el recién renovado muelle de la comunidad indígena Icy Strait Point, como también Ketchikan, la “Primera Ciudad” de Alaska.

En este escenario natural Norwegian pondrá de nuevo en práctica su estrategia sanitaria, que fue liderada por Scott Gottlieb, antiguo jefe de la Administración de Alimentos y Medicamentos de EE.UU. (FDA, en inglés) y de paso impulsará la reactivación del turismo.

Del Río ha puesto toda su confianza en el prestigioso médico y cree que su protocolo anticovid tiene cada vez mayor acogida entre otras navieras, especialmente con la explosión de la altamente contagiosa variante delta.

Harry Sommer, presidente de Norwegian Cruise Line (NCL, en inglés), cuenta que confía en Gottlieb, pero más en su esposa que en su momento le expresó que se subiría ya mismo a un crucero si el ciento por ciento estaba vacunado.

El ejecutivo recordó que sólo en Seattle, los pasajeros contribuyen con aproximadamente 288 millones de dólares anuales a la economía local.

En EE.UU, un repunte de la covid-19, especialmente el Florida, el nuevo epicentro de la pandemia, ha marcado el regreso de los cruceros, con algunos casos del virus en buques de Royal Caribbean y Carnival, que las llevó por estos días a reinstalar el uso de mascarillas.

CUESTIÓN DE “VIDA O MUERTE”

La vacunación de “todos” abordo debe ser con las dosis completas y sin combinar dos compuestos diferentes, según las normas de SailSAFE, que rigen hasta el próximo 31 de octubre porque la covid-19, dijo Gottlieb, ha demostrado que es “impredecible”.

Los grandes ausentes de la salida del Encore hoy fueron los menores de 12 años debido a que aún no se ha aprobado la vacuna para ellos.

Este buque es el segundo de la empresa que reinicia actividades después del Jade por las islas griegas, que demostró que la estrategia sanitaria “está funcionando”, con apenas un caso positivo de la covid-19 de una persona que estaba vacunada y a la que se le impidió el abordaje, según Del Río.

En Florida, Norwegian tiene prevista la salida del buque Gem desde Miami para el próximo 15 de agosto.

Es un viaje en el limbo, que por ahora depende de la decisión de una jueza federal, como parte de la demanda que presentó la compañía contra el Gobierno de DeSantis para que le permitan pedir a los pasajeros la prueba de vacunación.

Para los abogados de la empresa esta certificación es una “cuestión de vida o muerte” no de “discriminación”, como lo plantea el Gobierno de Florida, un estado con récords sucesivos de casos diarios y hospitalizaciones las últimas semanas, con 22.763 y 13.427, respectivamente reportados ayer vienes.

“Es realmente aterrador” lo que está pasando en Florida, expresaron los abogados en una audiencia este viernes al referirse al repunte de la pandemia, que representa cerca del 19 % del total de los nuevos casos de Estados Unidos, y criticaron que detrás hay un afán político.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp