Dos soldados se declaran culpables de transportar indocumentados en Texas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Los Ángeles, 12 ago (EFE News).- Dos soldados estacionados en la base de Fort Hood, Texas, se declararon culpables de conspirar para transportar extranjeros indocumentados dentro de Estados Unidos, anunció este jueves el Departamento de Justicia (DOJ).

El soldado Ralph Gregory Saint-Joie, de 18 años, y Emmanuel Oppongagyare, de 21, estaban acusados de conspirar para transportar extranjeros en una corte del Distrito Sur de Texas.

Saint-Joie se declaró culpable hoy, mientras que Oppongagyare asumió su culpabilidad el miércoles. En el momento del arresto los dos soldados estaban asignados a la base de Fort Hood.

Oppongagyare pertenece a la Guardia Nacional de Pensilvania, mientras Saint-Joie ha sido identificado como miembro en servicio activo del Ejército de Estados Unidos, detalló el DOJ.

La acusación se dio tras un incidente ocurrido el pasado 13 de junio, cuando Oppongagyare y Saint-Joie intentaron pasar en un auto el puesto de control de la Patrulla Fronteriza en Hebbronville, Texas.

Los dos jóvenes estaban vistiendo sus uniformes militares. Durante la inspección al vehículo, las autoridades descubrieron a dos personas escondidas en el baúl.

Las autoridades determinaron que las dos personas se encontraban en el país de forma indocumentada. Los agentes detuvieron a los dos soldados y a los extranjeros, que fueron identificados como ciudadanos mexicanos.

Oppongagyare admitió que una persona que conoció a través de Saint-Joie lo reclutó para recoger a los migrantes en McAllen, Texas, y llevarlos hasta San Antonio, Texas. Ambos esperaban que les pagaran una vez que llegaran al destino.

El hombre que los contrató había dado instrucciones a los soldados para que usaran sus uniformes para evitar ser interrogados en el puesto de control, explicó el DOJ.

Los dos indocumentados mexicanos escondidos en el vehículo admitieron haber pagado a Oppongagyare y Saint-Joie una tarifa a cambio del viaje.

Los dos soldados enfrentan una condena de hasta 10 años de prisión y una posible multa máxima de 250.000 dólares.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp