Base militar de EE.UU. reabre sus accesos tras arrestar a un intruso armado

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

(Actualiza tras el arresto del sospechoso y la vuelta a la normalidad de la base)

Washington, 13 ago (EFE News).- La base militar estadounidense de Anacostia-Bolling, en la capital del país, volvió este viernes a la normalidad tras dos horas con sus accesos blindados debido a la presencia de un intruso armado, que resultó detenido sin que se informara de ninguna víctima.

En su página oficial de Facebook, las autoridades de esa base situada en el sur de Washington DC indicaron pasadas las 15.00 horas locales (19.00 GMT) que se había “superado la amenaza presentada por un individuo armado” en las instalaciones militares.

“El individuo ha sido detenido y será trasladado a la custodia del Departamento de Policía Metropolitana” de la capital, señala la nota oficial, que añade que la investigación sobre lo ocurrido sigue activa.

Unas dos horas antes, las autoridades de la base informaron de que habían blindado sus accesos debido a la presencia del supuesto intruso, al que habían visto por última vez en la zona meridional del recinto, cerca de unos barracones de soldados.

“Si ustedes se encuentran al individuo y tienen una ruta segura (para escapar), CORRAN. Si no tienen una ruta segura para correr, ESCÓNDANSE”, indicaba el primer mensaje publicado en la red social.

Las autoridades de la base describieron al sospechoso como “un hombre negro de complexión mediana” que posiblemente llevaba “un bolso de Gucci”, y añadieron más tarde que tenía largas rastas y una camiseta blanca.

La policía metropolitana de Washington DC dijo a la emisora local WTOP que sus agentes acudieron a la zona poco después del mediodía para responder a una denuncia de disparos en los alrededores de la base, y fue entonces cuando el sospechoso se coló en las instalaciones militares.

No hay ningún indicio de víctimas ni dentro ni fuera de la base, y a pesar de que desde algunos militares que estaban dentro escucharon disparos, el sospechoso no llegó a intentar dispararles, indicaron fuentes de Defensa a la emisora.

El suceso se produjo diez días después de que el Pentágono blindara también temporalmente sus accesos debido a un tiroteo en las inmediaciones de la sede del Departamento de Defensa de Estados Unidos, que resultó en la muerte de un policía latino.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp