Continúa disparada la oleada de contagios e ingresos por covid-19 en Florida

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Miami, 13 ago (EFE News).- La escalada de contagios por covid-19 en Florida (EE.UU.) sigue sin freno, con 151.415 nuevos casos en la semana que concluye este viernes, lo que está causando una avalancha de ingresos que ha saturado los hospitales hasta contabilizar ya 15.441 pacientes, con el 85,6 % de ocupación de camas.

Florida empezó a registrar un fuerte aumento de contagios a principios de julio pasado, y la situación no ha hecho más que empeorar hasta contabilizar el pasado miércoles 24.869 nuevos infectados.

FLORIDA, FOCO DE LA NUEVA OLA DE CORONAVIRUS

La Asociación de Hospitales de Florida (FHA) confirmó hoy un total 15.441 ingresos hospitalarios por covid-19, un 152 % más que el pico anterior, que se produjo el 23 de julio de 2020, y 23.933 nuevos casos.

La avalancha de ingresos mantiene al límite al sistema sanitario de Florida, con hospitales a punto de colapsar debido a la ocupación total de camas (85.56 % el pasado lunes) y, de nuevo, las Unidades de Cuidados Intensivos (UCI) saturadas.

Las UCI de Florida vuelven a estar en alto riesgo por esta nueva ola de la pandemia, con el 91,17 % de ocupación de camas a la fecha, prácticamente la mitad (48,49 %) en uso por pacientes de covid-19, es decir, 3.230 ingresados, según datos actualizados hoy por el Departamento de Salud y de Servicios Humanos (HHS).

Según los datos provisionales divulgados hoy por el Departamento de Salud de Florida, que solo informa semanalmente, los viernes, el total de nuevos casos semanales asciende a 151.415, con una tasa de positividad del 19,3 %.

En este último ciclo semanal murieron 286 enfermos de coronavirus, para un total de 40.766 fallecidos desde que comenzó la pandemia en marzo de 2020, de acuerdo con este organismo.

Con Florida como mayor foco de esta nueva ola en EE.UU. y los hospitales registrando picos de ingresos pediátricos por la enfermedad, acceder a los datos de contagios diarios se ha convertido en una tarea de una dificultad extrema.

Esta semana se han administrado en Florida algo más de 384.000 vacunas, algo menos que la semana anterior, pero en las últimas semanas la han recibido 1,5 millones de personas.

La noticia positiva es que en las últimas semanas 1,5 millones de personas han sido vacunadas.

“La vacuna es nuestra mejor defensa. Por supuesto, todas esas otras medidas de protección, como cubrirse el rostro, el distanciamiento social y la higiene adecuada, también evitan que este virus se propague”, dijo Donna Walsh, funcionaria de salud de Florida, al canal local WESH.

COMIENZA EL CURSO ESCOLAR CON CHOQUE DE POSTURAS

Esta ola de contagios se produce en momentos en que está a punto de comenzar el curso escolar y el gobernador de Florida, Ron Desantis, republicano y opuesto a la estrategia contra la covid-19 de los CDC, mantiene su prohibición por ley contra la obligatoriedad de llevar mascarillas en las escuelas.

Pero la junta escolar del condado de Broward, al norte de Miami, ha desafiado la orden del gobernador DeSantis y los niños y maestros deberán llevar mascarillas cuando se reanuden las clases.

En el caso de las escuelas, la política del gobernador consiste en delegar en los padres la facultad de decidir si sus hijos llevan o no mascarilla, al tiempo que amenaza con sanciones económicas a los distritos escolares infrinjan esas normas.

Hoy se conoció además que tres docentes (ninguno de ellos vacunado) murieron por covid-19 entre el lunes y el miércoles de esta semana en Broward, uno de los puntos calientes de la actual ola de contagios.

Además, más de 400 alumnos del distrito escolar del condado de Palm Beach, al norte de Miami, fueron puestos en cuarentena después de detectarse 51 casos positivos de covid-19 entre alumnos y personal de los centros educativos.

A esta situación crítica en Florida se suma la llegada a la península de la tormenta tropical Fred, con el riesgo de inundaciones repentinas y cortes de luz que podrían ser desastrosos en los hospitales, al obligar a evacuar pacientes a refugios y cancelar cirugías.

En ese contexto, y “con menos del 52 % de la población del estado completamente vacunada, los refugios tienen el potencial de convertirse en sitios propicios para la propagación del covid-19”, señaló a Efe Jessica Ordóñez-Lancet, directiva de comunicaciones de la organización medioambiental Climate Power.

Un estudio publicado en 2020 encontró que las evacuaciones por huracanes pueden aumentar los casos de covid-19 en un condado hasta en un 20 %, “y eso fue antes de la altamente transmisible variante delta”, apuntó Climate Power.

Por otro lado, el gobernador de Florida presentó este jueves una iniciativa para combatir el avance de la covid-19 a través de tratamientos con anticuerpos monoclonales que ofrecen fármacos como el Regeneron.

Se trata, aseguró en una conferencia, de un tratamiento “salvavidas” muy efectivo en las fases iniciales de la enfermedad y para personas de alto riesgo.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp