Stern, se une a Catchings, Cash entre nuevos miembros Salón Fama Femenino

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Knoxville (Tennessee, EE.UU.), 21 ago (EFE).- La figura del excomisionado de la NBA, David Stern, lo hizo por el deporte del baloncesto y aportación trascendió cualquier prejuicio de género y abrió un mundo completamente nuevo también para las mujeres en el deporte de la canasta.

Comisionado de la NBA desde 1984 a 2014, Stern fue la figura clave en la formación y operación de la liga femenina de la WNBA en 1997.

Ese movimiento audaz allanó el camino para que Stern, quien murió el 1 de enero de 2020, fuera incluido este sábado en el Salón de la Fama del Baloncesto Femenino.

A Stern se unieron en la clase de inducción las exjugadoras Tamika Catchings, Swin Cash, Lauren Jackson y Debbie Brock, junto con las colaboradoras Carol Callan, Sue Donohoe y Carol Stiff.

“La WNBA era el bebé de mi padre”, dijo Eric Stern, en representación de su padre. “Era algo por lo que tenía que luchar. Tuvo que gastar mucho capital profesional, e incluso algo de capital personal, para que esto sucediera”.

Eric Stern admitió que su padre era una persona especial que luchaba siempre por superar lo que parecía más adverso y tenía menos recibimiento entre los profesionales.

Catchings fue una beneficiaria directa del trabajo que realizó Stern. Después de ser la jugadora universitaria del año en Tennessee en 2000, pasó a tener una carrera de 15 años en la WNBA con Indiana Fever. Fue la Jugadora Más Valioso (MVP) de las Finales en 2012, cuando las Fever ganó el título.

Si bien su carrera profesional solidificó el lugar de Catchings en el Salón de la Fama, fue un viaje que cerró el círculo.

Eso le permitió, de acuerdo a Catchings, asimilar la historia del baloncesto femenino y apreciar a quienes lucharon por los derechos de las mujeres.

“La palabra ‘legado’ es una que espero que recuerden. Yo era un subproducto de muchos antes que yo llegase a la competición”, subrayó Catchings, que recordó su vida como estudiante de octavo grado, cuando por alguna razón, se decidió por un canal mientras miraba televisión.

“Vi dos ojos azules acerados pertenecientes a la entrenadora de Tennessee, Pat Summitt, que eran tan intensos”, destacó. “Fue la primera vez que veía a mujeres jugar baloncesto en la televisión en el tono más hermoso de naranja. Me inspiró a ser lo suficientemente buena como para jugar para Pat Head Summitt algún día”.

Además de su éxito en Tennessee y con las Fever, Catchings jugó en equipos olímpicos de Estados Unidos que ganaron cuatro medallas de oro en 2004, 2008, 2012 y 2016.

Como Directora del Equipo Nacional de USA Basketball, Callan fue fundamental para reunir a las jugadoras, entrenadores y administradores que ganaron medallas de oro en los últimos siete Juegos Olímpicos, el más reciente en Tokio 2020, a principios de este mes.

Callan reiteró que “Todos estamos unidos a través del deporte del baloncesto. El trabajo en equipo basado en la cultura nos permitirá dar nuestro mejor esfuerzo, colectiva e individualmente”.

Stiff fue admitida como colaboradora después de trabajar en ESPN durante 31 años antes de retirarse en julio.

Campeona del baloncesto femenino, dirigió los esfuerzos de programación de la compañía para el baloncesto femenino de la NCAA y la WNBA durante décadas, y recientemente se desempeñó como vicepresidenta de programación y adquisiciones. Stiff también ayudó a lanzar Jimmy V Week y Kay Yow Cancer Fund.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp