Los guardacostas de EEUU repatrían a 24 cubanos interceptados en Bahamas

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp

Miami, 25 ago (EFE News).- La Guardia Costera de Estados Unidos repatrió este miércoles a 24 inmigrantes cubanos que intentaban llegar ilegalmente al país en una “embarcación sospechosa” que fue interceptada frente a las costas de Bahamas, informó la institución.

La interceptación tuvo lugar el pasado sábado cerca de Cayo Elbow, en Bahamas, cuando un avión de los guardacostas que patrullaba avistó una embarcación sospechosa y notificó de su localización a uno de los barcos de vigilancia.

Los cubanos fueron subidos a bordo del barco de la Guardia Costera y el propietario de la embarcación fueraborda fue puesto bajo custodia de la agencia de Investigaciones de Seguridad Nacional de EE.UU. (HSI).

Este organismo oficial indicó en un comunicado que se trataba probablemente de una operación de tráfico humano.

“La Guardia Costera y nuestras agencias asociadas mantienen una presencia firme en el Estrecho de Florida y desalientan sobre estos viajes peligrosos y mortales”, dijo en el comunicado Chad Barber, comandante de los guardacostas.

“La política es llevar a cabo una migración ordenada, segura y legal que apoyamos mediante la disuasión de la migración marítima ilegal”, agregó.

Desde el 1 de octubre de 2020 la Guardia Costera ha interceptado en el mar a 697 cubanos en comparación con los 49 de todo el año fiscal de 2020.

Según cifras suministradas por las autoridades estadounidenses, en el año fiscal 2019 fueron 313 los inmigrantes interceptados y en 2018 el número llegó a 259, mientras que en 2017 y 2016 fueron 1.468 y 5.396 inmigrantes cubanos, respectivamente.

La puerta de entrada de cubanos sin permisos legales a EE.UU. estuvo abierta hasta el 12 de enero de 2017, cuando el entonces presidente Barack Obama les retiró los beneficios migratorios al cancelar por orden ejecutiva la política de “pies secos/pies mojados” que les permitía un permiso temporal a los que llegaban a tierra.

Desde entonces, los cubanos que ingresan de forma ilegal a Estados Unidos carecen del permiso temporal de residencia y, en caso de pedir un asilo político, lo tendrán que solicitar en igualdad de condiciones que el resto de inmigrantes.

Share on facebook
Share on twitter
Share on whatsapp